Miércoles, 25 de Mayo 2022

IMSS: Piden a empresas no solicitar pruebas COVID para regresar al trabajo

Buscan evitar aglomeraciones en las clínicas y unidades familiares con esta medida

Por: Rubí Bobadilla

Las clínicas y unidades familiares apuestan por aplicar los test a aquellas personas y grupos vulnerables que lo necesitan. EL INFORMADOR/G. Gallo

Las clínicas y unidades familiares apuestan por aplicar los test a aquellas personas y grupos vulnerables que lo necesitan. EL INFORMADOR/G. Gallo

Con la finalidad de evitar aglomeraciones en las clínicas y unidades familiares del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, la institución pidió a las y los empresarios a no pedir pruebas de COVID-19 negativas para permitirles regresar a sus trabajos.

Así lo indicó el coordinador de Medicina Familiar del IMSS Jalisco, Marduk Puga Nathal, quien refirió que dadas las condiciones de la nueva variante ómicron, a partir del séptimo día de haber comenzado con síntomas el paciente ya no representa un riesgo de contagio, según las últimas determinaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Los días recomendados de aislamiento ya han disminuido a siete días a partir del inicio de los síntomas. Pasando este tiempo ya pasó el periodo de contagio y no hay necesidad de realizarle una nueva prueba para ver si todavía tiene la enfermedad, ya le puede permitir regresar a su trabajador”, explicó el doctor. Lo anterior, añadió, favorece también a que las pruebas destinadas a las clínicas y unidades familiares sean aplicadas a aquellas personas y grupos vulnerables que lo necesitan.

Por ello, el médico señaló que en las UMF y las clínicas del IMSS no se aplican pruebas de COVID-19 a aquellas personas que así se lo requieran sus patrones tras terminar su aislamiento por contagio. Tampoco se aplican a personas que requieran la prueba para viajar, para asistir a un concierto o evento social, ni a personas asintomáticas.

Las pruebas sólo se aplican a las personas con síntomas que acuden a las unidades médicas y a sus Módulos de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS), implementados especialmente para dar atención a derechohabientes que presentan problemas respiratorios que podrían estar relacionados con el Sars-Cov-2., privilegiando a grupos vulnerables como personas adultas mayores, embarazadas, con padecimientos renales, cardiopatías o enfermedades hepáticas.

“Hemos estado insistiendo al sector empresarial en que no se las solicite cuando acaban de terminar una incapacidad porque luego se deriva a los trabajadores a las clínicas para que se las realicen, no están en el grupo de inclusión para la toma de muestra y eso puede provocar alguna inconformidad”, manifestó el médico coordinador.

Por otra parte, de acuerdo con el infectólogo, Premio Nacional de Salud 2020, Francisco Moreno, el aislamiento de un paciente con COVID-19 debe basarse en los días desde su primer síntoma o del día de la prueba positiva, por lo cual no es necesario pedir nuevas pruebas “ya que pueden resultar positivas al virus por la presencia de fragmentos virales” pese a que el paciente ya no contagia.

JM

Temas

Lee También