Viernes, 22 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Una Judicatura que se pudrió

Por: Jaime Barrera

Una Judicatura que se pudrió

Una Judicatura que se pudrió

Por sus frutos se conoce al árbol, reza el adagio bíblico que bien nos podría servir para explicarnos lo ocurrido con el Consejo de la Judicatura del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, que acaba de aparecer como la instancia más opaca de todas las dependencias del Poder Judicial del país, según el estudio “Información desde y para los Poderes Judiciales”, realizado por la organización civil México Evalúa.

Si el Consejo de la Judicatura es fruto de la Legislatura 62, que pasará a la historia como una de las más desprestigiadas del Congreso local, muy poco se podía esperar de ese órgano que en teoría debe cuidar el buen comportamiento de los jueces. Tal vez porque esa tarea de supervisión y corrección nunca se ha logrado, las y los jueces aparecieron de nueva cuenta, junto con los agentes viales, como los servidores públicos a los que los ciudadanos ven como los más corruptos, según la encuesta ENVIPE 2021, que presentó el Inegi la semana pasada.

El Consejo de la Judicatura no es otra cosa que un síntoma más de la pudrición de la Legislatura 62, que domina la bancada de las y los diputados del partido Movimiento Ciudadano, con sus incondicionales aliados del PAN.

Antes del asalto de madrugada a la Judicatura en junio del año pasado, la mayoría naranja, con el aval panista, había revivido las malas prácticas de las peores legislaturas que sumieron en el descrédito la figura del diputado. 

La imposición obscena de Tatiana Esther Anaya Zúñiga, de Iván Novia Cruz y de Claudia Esperanza Rivera Maytorena (los dos primeros cercanos al gobierno alfarista y la tercera prometida por los emecistas al PAN), ignorando el requisito de lograr al menos 80 puntos en el examen, vino después de toda una serie de abusos y excesos como el revivir los “apoyos económicos” y bonos sin que estuvieran presupuestados; de los incrementos en la nómina para marcar al Congreso de Jalisco como uno de los más caros e ineficientes del país; de lavar cuentas e ignorar cargos hechos por la Auditoría Superior a decenas de ayuntamientos y dependencias; de permitir y autorizar el mayor endeudamiento estatal de la historia; de hacer comparecencias a modo para proteger a funcionarios del gobierno estatal.

Pero sin duda, lo más nocivo fue haber dejado pasar las designaciones públicas y los nombramientos bajo la lógica de los cuates y las cuotas, sin tomar en cuenta el mérito. El haber simulado concursos cuando ya habían acatado sumisos a quién imponer.

Esa ofensa y burla inadmisible de la Legislatura 62 a la población de Jalisco que impidió que llegaran los mejores perfiles profesionales y con mayor reputación, pudrió también al Consejo de la Judicatura en detrimento de la certeza jurídica de todos los jaliscienses como ahora lo tenemos que lamentar.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También