Domingo, 26 de Junio 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Los homicidios ¿a la baja?

Por: Rubí Bobadilla

Los homicidios ¿a la baja?

Los homicidios ¿a la baja?

La próxima vez que el gobierno de Jalisco vuelva a presumir que los homicidios en la Entidad van a la baja, no se olvide de todos y cada uno de los cuerpos hallados en fosas clandestinas en el Estado.

Desde el inicio de la pandemia por COVID-19 México observó una disminución en la comisión de diversos delitos, entre ellos los homicidios dolosos y los robos, que expertos en materia de inseguridad relacionaron con el llamado al aislamiento. Según insistieron, no debe dársele todo el crédito a las supuestas estrategias de seguridad implementadas por las autoridades.

De hecho, de acuerdo con el informe dado a conocer por el Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Jalisco figura dentro de las seis entidades que concentran la mitad de todos los homicidios dolosos de todo el País, de la misma forma que figuró durante todo 2021.

Entonces, la disminución se ha registrado a nivel País. La diferencia es que Jalisco sigue a la cabeza con más fosas clandestinas de todo México, y desafortunadamente, esas víctimas no figuran en la estadística mensual del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), pues no existe una etiqueta exclusiva para documentarlos. Sin embargo ellas y ellos están ahí.

Debido a que la mayoría de los casos no han sido resueltos, los cuerpos aun no pueden ser registrados y contabilizados como homicidios (aun sabiendo la crueldad con la que el crimen organizado atenta contra las víctimas), y se quedan solo como parte de la evidencia de la posible comisión de un delito.

De ahí su "doble desaparición", no solo los desaparecen los criminales para ser buscados después por sus seres queridos, sino también las autoridades estatales y federales ante la ausencia de una estadística abierta en la cual se pueda informar sobre la localización y registro de cadáveres hallados en fosas clandestinas, además de, por ejemplo, la documentada por la Plataforma de Seguridad Jalisco, que no especifica cuántas de las víctimas fueron halladas como cuerpos completos y cuántas en segmentos o restos óseos.

También existe la plataforma de Personas Fallecidas Sin Identificar (PFSI) del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, que informa que al día de hoy el Instituto resguarda más de tres mil cuerpos y segmentos humanos que no han podido ser devueltos a las familias que los buscan, pero en esta tampoco se especifica cuántos de ellos fueron encontrados en puntos de inhumación clandestinos.

Y aunque así fuera, desde la llegada de la actual administración estatal el gobierno se ha encargado de hacer cortes de tiempo a modo y beneficio para maquillar la problemática de la inseguridad, crisis forense y de desapariciones.

El trabajo para no olvidarlos es principalmente de las familias que con constancia y empeño los buscan todos los días de sol a sol, de las organizaciones civiles, y de los medios de comunicación, pues las autoridades solo dan cuenta de ellos de cuando en cuando ante la necesidad de presentar algún informe por obligación.

En diciembre de 2020 documentamos precisamente cómo los homicidios en Jalisco durante ese año habían disminuido 11.9% entre enero y octubre, en comparación con el mismo periodo del año previo. Sin embargo, los cuerpos hallados en fosas clandestinas hasta antes de finalizar el año habían superado en 11.2% a los localizados en todo 2019, según cifras obtenidas por medio de Transparencia. ¿Y la disminución del crimen dónde quedó?

El hecho de que los números de la incidencia delictiva general puedan ir a la baja no necesariamente significa que los delitos no han ocurrido, sino que la gente no los denunció. Aunado a ello, en el caso exclusivo de los cuerpos hallados en fosas clandestinas, que estas víctimas no sean documentadas en las cifras oficiales federales del SENSP, es la gran conveniencia para el Gobierno estatal de mostrar un Jalisco feliz, donde las estrategias funcionan.

Pero basta con preguntarle a cualquier persona alrededor si ha sufrido algún delito en el último mes, si no tiene algún conocido que actualmente busque a algún familiar desaparecido, o incluso, es posible que usted esté buscando a alguien. Ante ello, la próxima vez que escuche al Gobierno estatal presumir que los homicidios disminuyeron, no se olvide de las fosas clandestinas, de la crisis forense, y de las casi 15 mil personas desaparecidas en Jalisco.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones