Jueves, 26 de Mayo 2022
Ideas |

Histórico paro pone en riesgo Temporada 2022 de Grandes Ligas

Por: Salvador Cosío Gaona

Histórico paro pone en riesgo Temporada 2022 de Grandes Ligas

Histórico paro pone en riesgo Temporada 2022 de Grandes Ligas

Después de casi tres años en ruta a la confrontación, ocurrió el rompimiento entre propietarios de las organizaciones de beisbol de las dos Grandes Ligas, la Americana y la Nacional con el sindicato de peloteros, luego que su acuerdo colectivo expiró el último minuto del miércoles 1 de diciembre de 2021 sin acordar un nuevo convenio, y los propietarios ordenaron de inmediato un cierre de actividades, desencadenando el primer paro laboral desde 1995; medida que sin duda amenaza los entrenamientos de primavera y el inicio de la próxima temporada.

Tal como se había especulado podía ocurrir y quizá la pandemia amainó para que fuese hasta ahora, finalmente se presenta este desencuentro que previamente había motivado un inusitado movimiento brusco de intercambio de peloteros, de contratación de agentes libres y millonarias adquisiciones entre los cuales se registraron transacciones muy importantes como en las que Mets se hizo de los servicios de Max Scherzer; Blue Jays de Kevin Gausman; Red Sox de James Paxton y Rich Hill; Angels de Noah Syndergaard; Rangers de Corey Seager y Marcus Semien; y Astros que volvió a cooptar a Justin Verlander, realizados con gran premura buscando se consolidaran antes de llegar a este corte.

En el llamado corte patronal, son los dueños los que ponen un alto; suspenden toda operación y aprietan para llegar a un acuerdo con el poderosísimo sindicato de peloteros del beisbol más importante del mundo.

El motivo de la ruptura es el mismo de siempre; por un lado se exigen mejores condiciones, más dinero, más seguridad, y prevalece la eterna discusión en cuanto a qué es más importante los peloteros o las organizaciones; si la inversión, la mercadotecnia, el riesgo, el trabajo fuera del campo, las relaciones públicas, la concertación para obtener patrocinios y llevar adelante la gran maquinaria que implica financiar y hacer negocio en el beisbol de las Grandes ligas, o el trabajo empeñoso, con entrega, dedicación, disciplina, etcétera.

El impacto inmediato del cierre patronal fue un comunicado de la MLB a los equipos frenando las contrataciones, la cancelación de las reuniones anuales de invierno de la próxima semana y la prohibición de que los jugadores accedan a las instalaciones de entrenamiento y salas de pesas de sus clubes. Además, podría frenar la venta de boletos para 2022.

Las posturas entre el Comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred y el líder de la unión de peloteros, Tony Clark, se encuentran profundamente distantes y hay quienes advierten un largo proceso de “estira y afloja” previo a alcanzar un nuevo acuerdo en el que ambas partes queden más o menos satisfechas.

El punto en torno a la negociación gira en el deseo del gremio de beisbolistas de que más equipos presenten ofertas por los peloteros, lo que derivaría en una mayor competencia en el terreno y salarios más altos. Los dueños, por su parte, quieren contener los salarios para impedir que los clubes más ricos puedan acaparar a las estrellas.

“Este bloqueo defensivo era necesario porque la visión de la Asociación de Jugadores para las Grandes Ligas amenazaba la capacidad de la mayoría de los equipos para ser competitivos. Simplemente no es una opción viable. Desde el principio, la MLBPA no ha estado dispuesta a moverse de su posición inicial, comprometerse o colaborar en soluciones”, explicó Manfred.
Ojalá se llegue pronto a un arreglo para evitar se entorpezca el arranque de la Temporada 2022 de la Gran Carpa, que desde ahora ya parece tendrá que sortear nuevamente una lucha sanitaria contra Ómicron, y padecer los ‘estiras  y aflojas’ entre las fuerzas que forjan el deporte espectáculo, el beisbol y la gran economía deportiva al respecto.

Temas

Lee También