Domingo, 29 de Noviembre2020

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Federalismo y consultas patito

Por: Diego Petersen

Federalismo y consultas patito

Federalismo y consultas patito

Lo único que me cae más mal que el chovinismo y el regionalismo es el nacionalismo ramplón, ese que hace de la identidad nacional no una forma de estar en el mundo sino una serie de mitos y creencias basadas en una supuesta superioridad ancestral. Ser mexicano o jalisciense es un accidente, un feliz accidente si se quiere, pero accidente al fin. Digamos que nadie nace donde quiere sino donde puede, donde el destino lo llevó. Las geografías son resultado de caprichos orográficos, luchas políticas y componendas económicas, por lo que resulta un poco absurdo, por no decir ingenuo, sobrevalorar el impacto identitario sólo a partir de la geografía. No tengo duda de que los habitantes de Colotlán, tan jaliscienses como los tapatíos, tienen mayor identidad con los zacatecanos, así como los de Lagos de Moreno, con su identidad tan propia, se identifican más con los de León, Guanajuato, que con los de Guadalajara. 

La discusión sobre el pacto federal que se ha desatado entre los diez gobernadores rebeldes y el presidente de la república, si bien está llena de clichés nacionalistas y regionalistas, tiene una gran virtud: abrir la puerta para discutir qué república queremos ser, porque hoy por hoy somos una república federal en el papel, pero una absolutamente centralista en la práctica. El pacto fiscal, hoy en discusión, no es sino la expresión económica de decisiones políticas. Si queremos una república federal de estados libres y soberanos asociados en una nación lo primero es asumir que la libertad y la soberanía pasan por la independencia fiscal.

Un nuevo pacto federal y un nuevo pacto fiscal requieren repensar la relación entre los ciudadanos y los gobiernos subnacionales a través de los impuestos

Cada quién mide el problema fiscal como más le conviene. Nosotros nos quejamos de que la Ciudad de México recibe mucho más de lo que aporta, pero ellos por el contrario dicen generar el 42 por ciento de los impuestos y que sólo les regresan 7.12 pesos por cada cien generados. A Jalisco regresan sólo 56 pesos de cada cien, mientras Chiapas recibe 335 pesos por cada cien que paga en impuestos. Hay por supuesto una gran distorsión en todo esto, pues esta medida no nos dice dónde se genera la riqueza sino dónde se factura: toda la electricidad generada en Chiapas, por poner un ejemplo, aparece facturada en Ciudad de México porque ahí está el domicilio fiscal de la CFE.

Un nuevo pacto federal y un nuevo pacto fiscal requieren repensar la relación entre los ciudadanos y los gobiernos subnacionales a través de los impuestos. Todos quieren que la federación aporte, pero nadie quiere cobrar. Por paradójico que parezca, los estados que recauden mejor serán los que tendrán más capacidad para enfrentar a la federación.

Bienvenida la consulta que plantea el gobernador y bien por tomarle la palabra al presidente, pero habrá que ver qué se pregunta, porque la materia fiscal no es motivo de consulta: el único que puede tomar la decisión de salirse del pacto fiscal es el Congreso del Estado y debe pasar por el Congreso federal. A menos, claro, que quieran hacer una consulta a modo, como aquellas de ratificación de mandato que organizó Alfaro cuando era alcalde. En eso de las consultas patito también acá hay experiencia.

Diego Petersen Farah

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También