Jueves, 02 de Abril 2020
Ideas |

Efectos colaterales del coronavirus

Por: Luis Jorge Cárdenas Díaz

Efectos colaterales del coronavirus

Efectos colaterales del coronavirus

El temible COVID-19 o coronavirus es hasta ahora el asesino silencioso que ha venido a trastocar toda nuestra forma habitual de vida. 

En esta colaboración me referiré a los efectos en materia laboral, cómo afecta el coronavirus a las empresas, cuantos empleos se perderán; efectos empresariales y laborales; efectos legales y económicos. 

En este breve espacio trataré de dar respuesta a estas interrogantes. Las empresas, en general sufrirán pérdidas por los efectos de las ausencias del personal, ya sea por confinamiento voluntario, disposición gubernamental o prescripción médica. En los comercios de alimentos y bebidas tendrán un aumento temporal por las compras de pánico que provocarán utilidades momentáneas que se compensarán con las pérdidas futuras por desabasto y disminución de la capacidad de consumo por falta de liquidez de los compradores. 

Los efectos en la economía nacional se dejarán sentir por la disminución en el Producto Interno Bruto al caer la producción y el consumo, la pérdida de empleos a nivel mundial se estima entre 5.3 y 24.7 millones de empleos de los cuales tenemos una parte. Según estimación del Banco Mundial, las pérdidas oscilarán entre los 860 mil y los 3.4 billones de dólares, lo cual afectará en el aumento de los índices de pobreza; se estima que entre 8.8 y 35 millones de personas más estarán en situación de pobreza laboral, por disminución de las horas de trabajo y los salarios. 

Las autoridades laborales pretenden que los efectos del COVID-19 no constituyan causas para despedir, recomiendan suspensiones temporales en aquellos casos en que sea estrictamente indispensable, pero de prolongarse esta situación o de agravarse se puede llegar al cierre definitivo de un gran número de empresas que podrán despedir justificadamente. 

Para mitigar los efectos del problema, se han implementado algunas medidas como el teletrabajo, en donde sea factible; la adaptación de la jornada o la reducción de la misma. Se prevé que estas medidas provocarán un aumento en los conflictos laborales, todo depende de las causas que le den origen, que pueden ser múltiples, por ejemplo: causas provocadas por el estado de alarma por temor a contagiarse en el traslado al trabajo, en los transportes colectivos; o bien, la falta de suministro de insumos por reducción de la facturación al disminuir el volumen de ventas, la falta de liquidez por demora en los pagos de clientes, entre otras. 

Los trabajadores que estén contratados con el sistema de outsourcing son los más propensos a sufrir despidos porque para las empresas es más fácil cancelar un contrato con la prestadora de servicios que hacerlo con cada uno de sus trabajadores. 

Lo que no tiene nombre es la actitud pasiva de nuestros gobernantes federales que están soslayando el problema y no han tomado medidas económicas, fiscales, laborales y no digamos sanitarias. Hay pequeños países como El Salvador que nos ponen la muestra con las medidas que han tomado para la población vulnerable de diferir tres meses los pagos de arrendamiento, agua, luz, créditos hipotecarios y otros adeudos y, pagarlos en pequeños abonos mensuales a mediano y largo plazo, según el tipo de adeudo. 

Coronavirus

Temas

Lee También