Domingo, 26 de Junio 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Ebrard, empezó mal

Por: Daniel Rodríguez

Ebrard, empezó mal

Ebrard, empezó mal

Claudia Sheinbaum fue la primera ‘corcholata’ que salió destapada por López Obrador. Desde el 16 de junio del año pasado cuando mencionó las posibilidades de candidatos para las elecciones del 2024, dijo que “del flanco progresista liberal hay muchísimos como Claudia (Sheinbaum), Marcelo (Ebrard), Juan Ramon de la Fuente, Esteban Moctezuma, Tatiana Clouthier, Rocio Nahle, bueno muchísimos, afortunadamente hay relevo generacional”, ella fue la primera mencionada y la que definitivamente aparecía como la ‘favorita’ del mandatario.

Desde hace once meses cuando sucedió esta mención, son innumerables las ocasiones en que Claudia Sheinbaum ha recibido el espaldarazo presidencial, ya sea alzandole la mano y señalandola con el dedo índice como diciendo ‘ella es la  buena’, alabándola por los índices de seguridad en la Ciudad de México o bien defendiendo sus observaciones sobre los dictámenes técnicos del accidente de la Línea 12 del Metro. Eso no ha sucedido con los otros mencionados por el presidente como ‘posibles elegidos’, quienes solo aparecen en las estadísticas de las encuestas de preferencias que ya han empezado a circular semanalmente.

Sin embargo, en el último sondeo publicado recientemente por el diario Reforma, Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard aparecen en un empate técnico, pero destacándose que es Ebrard quien aparece con un 34 por ciento de la preferencia y 33 por ciento de Sheinbaum.

Y aunque Ebrard ha sido ‘desairado muy políticamente’ por López Obrador, es el que tiene más visibilidad internacional y ahora tiene una ligera ventaja en la percepción de los seguidores morenistas encuestados.

Ebrard ha emprendido su camino y prácticamente ya está en campana. En sus visitas de fin de semana por diferentes estados de la República se han puesto en marcha las maniobras de proselitismo y él se ha arropado en la bandera lopezobradorista, primero para quedar bien con ‘el patrón’ -con la esperanza de ganar su confianza-, y segundo para ganar adeptos en la base política del presidente, que es mucha y que se refleja en la popularidad que tiene.

Sin embargo, en su acelerada pasión se ha metido en el torbellino y apropiado de temas que a López Obrador le han costado cuestionamientos sobre su objetividad y veracidad.

En su reciente gira por Durango, Ebrard dijo que gracias al presidente se logró controlar la epidemia del Covid-19 (?) por la compra que hizo de millones de vacunas en todo el mundo. “Fue el Presidente de la República el que propuso acceso universal a las vacunas, fue el que lo propuso en el G20, cuando nadie hablaba de eso”. Solo hay que recordarle a Ebrard las críticas que el gobierno de México recibió por la inacción que se tuvo al inicio de la pandemia, por ignorar las advertencias que se hacían por parte de la Organización Mundial de la Salud y por fallar en la aplicación a tiempo de los protocolos preventivos. A eso debemos de agregar el número de muertos como consecuencia de la pandemia que nos tiene colocados entre los primeros cuatro países con más afectaciones en el mundo y los millones de vacunas que ‘aparentemente’ están perdidas en la contabilidad de las compradas por nuestro país y las aplicadas entre la ciudadanía. Y en su visita por Aguascalientes el pasado fin de semana, sugiriendose hacer el cambio del PAN a Morena en la próxima elección por la gubernatura, se le ocurrió preguntar a los asistentes en el mitin “si viven mejor hoy, si tienen agua, si la seguridad está mejor, si no hay corrupción”, cuando son temas que la actual administración federal realmente no ha mejorado en el país y resulta un contrasentido.

Ebrard, a quien en Durango llamaron “ícono de la política y un activo de Morena”, parece que ha empezado mal, y si quiere ganar adeptos entre los ‘no convencidos por Morena’, tiene que ser muy cuidadoso con no envolverse en los temas donde se han generado dudas y cuestionamientos, y mejor buscar su propia plataforma con menos mentiras y más realidades que lo hagan superar primero su batalla interna en la carrera de ‘corcholatas’ de la administración e intentar ganar al electorado de la oposición donde hay mucho terreno por conquistar. ¿Usted, qué opina?

daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones