Domingo, 26 de Junio 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Agua, más allá del estiaje

Por: Diego Petersen

Agua, más allá del estiaje

Agua, más allá del estiaje

Llega mayo y con él el calor, las pitayas, las ciruelas y un tema recurrente: la sequía. Cada año en el estiaje hacemos conciencia de que vamos irremediablemente a una crisis de los recursos hidráulicos, pero nomás llegan las primeras tormentas en junio o julio y sin chistar cambiamos de tema para hablar de inundaciones.

Los sucesivos gobiernos de Jalisco, desde hace 30 años, han llegado con ideas y proyectos “novedosos” para gestionar el agua para la zona metropolitana e invariablemente han terminado por administrar el problema y pasar la bola al siguiente gobierno sin haber resuelto el problema de fondo. Este gobierno no será la excepción. 

Atrapado por sus propias contradicciones -se negó a la construcción de la presa de Zapotillo cuando era alcalde de Guadalajara, la impulsó como gobernador y terminó aceptando una solución que no lo es ante la presión del gobierno federal- y con la soberbia que les caracteriza al equipo de gobierno -creen saber más que los demás y desestiman la experiencia-, el gobierno de Enrique Alfaro terminará entregando, al final de su periodo, una gestión del agua peor de la que recibió.

Resolver los problemas de dotación de agua potable para los habitantes de Guadalajara pasa por grandes inversiones, pero sobre todo una gestión distinta. Las instituciones que tenemos claramente están rebasadas, cuando no caducas. Se requiere no solo una visión sustentable del derecho al uso y reúso del agua y por tanto la obligación de regresarla limpia a su propia cuenca, sino una profunda actualización del modelo metropolitano de gestión del agua, un nuevo SIAPA que tenga mayor autonomía y capacidad de gestión, que llegue a todos los municipios y toda la zona conurbada, pero sobre todo que piense el agua para uso urbano en todas su dimensiones: como derecho humano, como elemento esencial de salud pública, como insumo para la producción y los servicios y como fuente de la calidad de vida de los ciudadanos. 

Cada uno de estos elementos obliga a pensar el servicio de agua potable de manera distinta, pero no excluyente. Con una disponibilidad cada día menor, una demanda en aumento y un costo creciente para su potabilización y distribución, pensar el agua es una tarea que nos debe implicar a todos. Es cierto, la solución debe pensarse más allá de las ingenierías, pero nunca podrá prescindir de ellas; se requieren nuevas visiones, pero no puede tirar por la borda la experiencia acumulada; la gestión del agua es fundamentalmente política, pero con una dimensión técnica y social.

El problema del agua no se acaba cuando llueve.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones