Martes, 28 de Junio 2022
Estilo |

6 destinos gastronómicos imperdibles para una escapada llena de sabor

Uno de los elementos que siempre hay que conocer al lugar que viajas es su gastronomía, desde los platillos típicos hasta las variantes que hay en cada estado de los platillos mexicanos

Por: Xochitl Martínez

San Luis Potosí. ISTOCK.

San Luis Potosí. ISTOCK.

Las personas amantes de la comida podrán disfrutar de sabores increíbles y disfrutar de una aventura culinaria llena de delicias y experiencia del mundo sumergiéndose en los sabores nacionales de la mejor manera posible. La variedad de estilos, desde especialidades locales hasta mezclas con la cocina internacional, en un ambiente relajado, tanto para viajeros como para lugareños es un deleite para los sentidos y no hay nada como mantener al estómago contento y satisfecho.

La mayoría de turistas desean probar los mejores lugares para comer y beber en sus próximas viajes, algunas recomendaciones son los siguientes Estados del país.

Corundas de Michoacán. ISTOCK.

Michoacán

La cocina michoacana es una de las más reconocidas a nivel mundial, tanto que se ha ganado el reconocimiento a ser Patrimonio de la Humanidad por el amor y tradición que imprimen a sus platillos, la mayoría de ellos, hechos a base de maíz. Algunas de las delicias que no pueden faltar en una visita a este estado son las corundas, los uchepos, la sopa tarasca -la cual inspiró la sopa de tortilla-, los atápakuas -una salsa de masa y chiles con carne- y el clásico churipo. Por supuesto que las famosas carnitas no se quedan de lado, mejor si se acompañan de un pico de gallo y un vasito de charanda.

Mole Oaxaqueño. ISTOCK.

Oaxaca

No hay nada como el mole oaxaqueño, lo mejor es que se adapta al gusto de sus comensales, pues hay de diferentes chiles y semillas, ya sea que seas fanático del picante o prefieras las notas más dulces que le da el chocolate. En los mercados de este estado puede encontrarse el mole ya preparado o listo para llevar a casa el sabor de este lugar, pero otro imperdible de la zona son las tlayudas de tasajo asado, aunque lo más atrevidos se animan a probar una con chapulines. En cuando a las bebidas el chocolate y el mezcal son un must en la visita.

Conoce la leyenda de Camécuaro

Aguachile de Sinaloa. ESPECIAL/Photo by Carlos Davila Cepeda on Unsplash.

Sinaloa

Los mariscos no podían faltar en este listado y el aguachile es uno de los más populares y representativos de las costas del Pacífico, la combinación de camarones con el juego de limón, chile y verduras es un manjar refrescante cuando se está a la orilla del mar. En Mazatlán la especialidad son los chiles rellenos de jaiba, los cuales pueden enamorar a los amantes del tradicional chile relleno poblano, aunque éste viene con pulpa de jaiba sazonada con hierbas, tomate y mantequilla.

Enchiladas Potosinas. ISTOCK.

San Luis Potosí

La gastronomía potosina tiene una herencia cultural prehispánica que se ha fusionado con técnicas más contemporáneas para ampliar su variedad, pero con ese toque casero. Las enchiladas potosinas son su estrella, pero los nopales guisados con jitomate, cebolla, cilantro y vinagre son un deleite. Los cabuches, hechos a base de flores de la biznaga, el queso tuna y el fiambre potosino -famoso por su salsa regional- son algunos de los nombres que hacen agua la boca.

Pescado a la veracruzana. ISTOCK.

Veracruz

¿Quién no ha escuchado sobre el famoso pescado a la veracruzana? Este platillo es uno de los que se deben comer por lo menos una vez en la vida, la mezcla de la cocina mexicana con la española, lo hacen único; mejor aún si se acompaña con un arroz a la tumbada. El chipachole de jaiba y el huachinango son otras de las especialidades y ni se diga los pambazos jalapeños. Pero lo dulce no se queda atrás y las empanadas de guayaba y los dulces de nanche son algunos de los postres que encontrarás en cada rincón.

Tacos de pescado. ISTOCK.

Baja California

A los aventureros de vanguardia les encantará el Food Garden en Tijuana. Olvídate de cualquier idea preconcebida de comedores y centros comerciales, el Food Garden se expande por más de mil metros y es un centro de artesanos culinarios, ecosistemas gastronómicos y espacios de desarrollo social. En el centro de esta sala de comidas hay puestos de comida local y de cosecha propia e iniciativas sociales que combinan comida callejera con cocina de alta gama. También se ofrecen tacos de pescado y chilaquiles locales.

Con información de Booking.com.

XM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones