Sábado, 28 de Mayo 2022

LO ÚLTIMO DE Estilo

Estilo |

¡Tlaxcala sí existe!

El pequeño gran tesoro turístico de México sorprende al viajero con una inmensa oferta de experiencias, sabores y cultura

Por: Francisco González

Pasajes históricos. La arquitectura colonial se encuentra bellamente conservada. ESPECIAL

Pasajes históricos. La arquitectura colonial se encuentra bellamente conservada. ESPECIAL

Una broma común en las redes sociales era “¿Existe Tlaxcala?”. Y es que la pequeña Entidad en el Centro de nuestro país se había visto avasallada por décadas entre sus Estados vecinos en cuestiones turísticas. Pero en los últimos años, los tlaxcaltecas han ido reforzando su oferta ante los viajeros y demostrado que aunque parece chiquito en el mapa, su propuesta de aventuras es inmensa. Y para que no quede duda de este cambio de actitud, su nueva frase publicitaria para el mundo es “¡Tlaxcala sí existe!”.

Tlaxcala se encuentra a 120 kilómetros de la capital del país, conectada por la avenida Ignacio Zaragoza y después por la autopista 150. De clima templado y húmedo, con lluvias entre mayo y octubre, es el refugio perfecto para los amantes de la naturaleza y la cultura, un  Edén para esos que huyen de las rutas turísticas comunes y andan detrás de algo diferente. ¿Qué te parece si comenzamos la aventura?

Parroquia de san José. Simplemente esplendorosa. ESPECIAL

La capital

La traza del Centro Histórico data de 1525, aunque ya mucho antes era habitada por la aguerrida nación tlaxcalteca. De arranque, vale la pena darle una vuelta a la Plaza de la Constitución (antes de armas). Los fines de semana es el punto de encuentro para los habitantes de la urbe, que disfrutan de conciertos al aire libre y expresiones culturales. Del lado noroeste verás una bella fuente, regalo del rey Carlos IV de España a esta ciudad.

El Palacio de Gobierno contiene un tesoro artístico: Los murales de Desiderio Hernández Xichitiotzin. El conjunto de 450 metros cuadrados se completó entre 1957 y 2001, y cuenta la historia del pueblo tlaxcalteca, desde su llegada a la región hasta la actualidad.

Este palacio data de 1545, pero para sumergirnos en la historia espiritual de la ciudad vale la pena visitar la Parroquia de San José, levantada en el siglo XVI. En el interior hay obras de arte coloniales de incalculable valor. Otra infaltable es la Catedral de la Virgen de la Asunción, que fue sede del primer obispado de la Nueva España. En su interior se encuentra un gigantesco retablo tallado en madera y laminado en oro en cuya cúspide está la pintura del bautizo de los Cuatro Señores de la Antigua Tlaxcallan, caciques cuya conversión motivó al resto de ese pueblo a volverse cristiano.

Las artesanías

Visitar un lugar es sumergirse en su cultura, y pocas cosas la expresan mejor que las manos de sus artesanos. En Tlaxcala es posible disfrutar de singulares y bellas muestras del talento mexicano.
Dentro de las artesanías que vale la pena buscar y adquirir dada su belleza en la capital, se encuentran los gobelinos (tapices de lana), la madera tallada (bastones de mando, abrecartas, varas y teponaxtles), el barro bruñido y los sarapes. Todos son magníficos regalos.

Un tip de viaje: Visita el Museo de Arte de Tlaxcala (Plaza de la Constitución #21). La entrada es gratuita los domingos y el resto de los días cuesta $20 pesos. ¿La razón? entre su acervo cuenta con obra temprana y poco conocida de Frida Kahlo.

Palacio de gobierno. Donde puedes admirar la obra del maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin. ESPECIAL

Los manjares tradicionales

En Tlaxcala encontramos un marcado mestizaje culinario, con recetas antiquísimas y platillos cuya preparación ha pasado de una generación a la siguiente. Prueba los tradicionales mixiotes o un rico pollo Tocatlán, elaborado con nopal, tomate y hierbas.

No podemos dejar de lado el tradicional pulque y los curados, bebida prehispánica que en años recientes ha vivido una  revitalización entre las nuevas generaciones. Prueba los curados de nuez, guayaba, cacahuate, piña y piñón, que son los más famosos.

De postre, no dejes pasar la oportunidad de darle una mordida al pan de pulque o a un rico buñuelo con requesón de agua miel.

PREPARA EL VIAJE

Antes de Semana Santa

Uno de los atractivos principales de Tlaxcala, tanto en su capital como en todo el Estado, son sus carnavales. Planea con tiempo para disfrutar de estas fiestas populares, sembradas de sincretismo, colorido y música tradicional. Descubre más en https://visitatlaxcala.com.mx/

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También