Sábado, 25 de Junio 2022

LO ÚLTIMO DE Estilo

Estilo |

Kwid y Oroch de Renault, la ofensiva francesa

Una de las SUV’s más económicas de México gana en equipamiento, mientras que la robusta pickup ofrece un mejor manejo gracias al nuevo motor turbo

Por: Mario Castillo

El Kwid a las afueras de Monte Albán se muestra en sus distintas versiones y acabados, tanto Intens como Bitono y Outsider, de izquierda a derecha. EL INFORMADOR/M. Castillo

El Kwid a las afueras de Monte Albán se muestra en sus distintas versiones y acabados, tanto Intens como Bitono y Outsider, de izquierda a derecha. EL INFORMADOR/M. Castillo

Nuestra experiencia de manejo por Oaxaca inició bien, como siempre con buena comida (me atrevo a decir que la mejor de México) y sus mezcales que son imperdibles. Con estas altas expectativas disfrutamos de sus caminos y nada mejor que hacerlo con un coche urbano como la Renault Kwid, una camioneta que hasta hace poco era la última en habitar precios por debajo de los 200 mil pesos.

Para comenzar, a modo de spoiler, la SUV superó todo lo que esperaba de ella. Hace unos años manejé la versión que todos conocemos en su primera etapa, la cual tenía muchas áreas de oportunidad de mejora, algo que seguramente en Renault escucharon y pusieron en marcha para ofrecer un mejor producto, sobre todo que contenga todo lo que hoy se exige en equipo y seguridad, y de paso justificar su precio, el cual no sube mucho y se agradece.

Esta evolución de la Kwid tiene un rediseño exterior, con faros y calaveras que tienen LED, pero también halógeno en los faros inferiores. El juego de luces fue reacomodado, en el frente tenemos una mayor presencia del logo, una parrilla más amplia y en conjunto se aprecia atractivo. Dependiendo de la versión, contiene rines de 14 pulgadas de diámetro de acero con cubierta (para Intens e Iconic) y de misma medida pero con acabado de aluminio para Bitono y Outsider (esta última se identifica por las barras en el techo).

Otro aspecto interesante en la Renault Kwid son sus medidas, de 3.68 metros de largo, 1.75 metros de ancho y 1.48 metros de altura, con una distancia al piso de 18.5 centímetros y ángulo de entrada de 24° por uno de salida de 42°. ¿En qué se traduce esto? En una pequeña SUV muy versátil de manejar, con llantas que miden 165/70 y que contienen bien los distintos retos en el camino, algo que fue trabajado en ingeniería de Renault para que mejorara la calidad del rodamiento con una suspensión independiente adelante y con eje rígido atrás, y que en conjunto las sensaciones de conducción son las ideales para un vehículo urbano.

El tacto de la dirección también fue mejorado, con asistencia eléctrica se vuelve suave de conducir, algo que agradecerán los primerizos en esto de manejar, pues está orientado a la comodidad. También el tacto del clutch es suave, no te cansa y aunado a que contamos con sistema de arranque en pendientes (HSA), podemos soltar el embrague con la confianza de que el auto no se irá para atrás en pendientes mayores a 3°, sosteniendo el auto hasta por un par de segundos para que podamos arrancar.

El interior de Kwid tiene una buena construcción, que para ser un auto de entrada quedó bien. EL INFORMADOR/M. Castillo

El motor sigue siendo el mismo de 1.0 litro con 66 HP y 69 libras-pie de torque, acoplado a una caja manual de cinco velocidades con un rendimiento mixto de combustible de 22.1 km/l, según las estimaciones de Renault.

En el interior también se trabajaron las mejoras, con asientos delanteros con bordados, pantalla de 8 pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay alámbricos, controles de audio en el volante, un puerto USB, dos bocinas, computadora de viaje, apertura eléctrica de cajuela, cámara de reversa y un tablero digital LCD. En términos de seguridad también pone el ejemplo, con advertencia de uso de cinturón de seguridad en todas las plazas, cuatro bolsas de aire, alerta de pérdida de presión en las llantas (no indica la presión de las mismas) así como el control de estabilidad, control de tracción, sistema antivolcadura, entre otros.

Al tener en mente que podemos circular por donde sea, porque esta mini-SUV lo demostró y es muy capaz, se convierte en uno de esos vehículos perfectos para todo el mundo, tanto para los que quieren tener un segundo coche en casa, para ir del punto A al punto B con eficiencia y discreción, o para quienes quieren su primer carro. Además, el contar con algunos elementos en seguridad que no suelen estar en segmentos de entrada, hacen que la Renault Kwid ponga el listón más alto y empuje hacia arriba la presencia de estos sistemas para otros segmentos.

Por ahora, esta pequeña camioneta está a la venta en México en las 77 agencias Renault: Intens en 209 mil pesos; Iconic en 232 mil pesos, Bitono en 243mil 100 pesos y Outsider en 250 mil 100 pesos. Su rival directo se centra en el Fiat Mobi.

La sorpresa del día

Pudimos probar en terracería la nueva Renault Oroch 2023, la cual ya se encuentra en preventa con tan solo 600 unidades. Como  novedad tiene un motor turbo de 1.3 litros, 154 HP y 184 libras-pie de torque, acoplado a una caja CVT con 8 velocidades simuladas, que otorga un rendimiento de 16.7 km/l, según Renault, así como un rediseño en el panel de instrumentos, pantalla de 8 pulgadas con conectividad para Android Auto y Apple CarPlay inalámbricos, más asistencias en la conducción, mejorados ángulos de ataque y salida de 27.6° y 21.2°, respectivamente, así como una suspensión independiente en ambos ejes que mejoran la comodidad interior y de paso ofrece una capacidad off-road.

El arrastre es de 710 kilos y carga hasta 650 kilos, por lo que la versatilidad está garantizada. Por otro lado, la tapa protectora de la caja viene de serie en esta versión Outsider y nuevas barras en el techo que soportan hasta 80 kilos, barras San Antonio en la caja y nuevos faros con acabado “fume”, así como el nuevo logotipo “Oroch” en la tapa de la batea, complementan el cuadro visual.

El nuevo motor se sienta ligera, ágil, pero sin perder el ojo de que se trata de un vehículo que está diseñado para el trabajo con las amenidades de una SUV de uso personal. La suspensión se comporta bien, la aceleración tiene un ligero turbo-lag si se le exige, sin embargo es muy reactiva cuando gradualmente aceleramos. Por otro lado, la dirección presenta cierto torque-steer, algo muy presente en el manejo por terracería, evidentemente por las condiciones difíciles del camino solía tener mucho juego, pero nada que no se pueda controlar con un poco de fuerza en el giro. Así, la Oroch 2023 tiene un precio de 463 mil pesos.

Mario Castillo/ Oaxaca, Oaxaca

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones