Domingo, 29 de Noviembre2020
null
Jalisco

Marginan a Jalisco de las universidades del Gobierno federal

De los 15 mil 105 estudiantes inscritos en el Programa de Universidades para el Bienestar “Benito Juárez García”, sólo 123 son jaliscienses

El Informador

Aunque el Presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el Programa de Universidades para el Bienestar “Benito Juárez García” como una opción ante la desigualdad educativa, en Jalisco hay pocos beneficiados.

De los 15 mil 105 estudiantes inscritos en México, sólo 123 son alumnos en tres municipios de Jalisco, informa el área de Transparencia. Las Entidades con más inscritos son la Ciudad de México (mil 648), Veracruz (mil 431), Oaxaca (mil 335), Hidalgo (mil 259), Chiapas (mil 132) y Michoacán (mil 120 estudiantes). 

En Jalisco hay sedes “prestadas” porque apenas están destinando el terreno para construir los espacios, según información proporcionada por trabajadores del programa social.

COMPARATIVO ESTATAL

Estados más beneficiados

 Estado Alumnos
Ciudad de México   Mil 648
Veracruz Mil 431
 Oaxaca Mil 335
Hidalgo Mil 259
Chiapas Mil 132
Michoacán Mil 120
De 100 planteles que se plantean edificar, hay avance en 63. TWITTER/ubbjixtepec

Incumplen con metas e inversión en las Universidades para el Bienestar

Aunque el Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar  “Benito Juárez García”  tiene un presupuesto de 987.4 millones de pesos para este año,  en los primeros seis meses  apenas ejerció 307.4 millones, de acuerdo con información obtenida mediante Transparencia Presupuestaria de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 

En 2019 se gastaron 957.7 millones, de los cuales, más de 75% del presupuesto fue depositado en una cuenta mancomunada de las comisiones establecidas en las sedes educativas para la realización de los proyectos en materia de infraestructura,  ya que el programa comenzó actividades en instalaciones provisionales o permanentes, y hasta el tercer ciclo escolar registraba sólo 15 mil 105 personas inscritas, según datos al corte del segundo semestre del año. 

De acuerdo con un análisis del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), al 5 de noviembre de 2019  se tenían registrados 39 mil 165 estudiantes, lo que representa que el gasto promedio por alumno fue de 24 mil 451 pesos, un desembolso inferior al que la Secretaría de Educación reporta en educación superior, que es de 82 mil pesos por estudiante, aunque similar al de la educación profesional técnica por alumno (25.7 mil pesos).

El organismo coordinador comunicó al Coneval, a principios de este año, que había comenzado con las actividades correspondientes a la instalación o la rehabilitación de 85 centros educativos, pero “se tiene poca claridad sobre los criterios que se utilizaron para la designación del monto por proyecto, los procedimientos en la compra de materiales y la contratación de personal”.

Según datos publicados en Transparencia Presupuestaria, en el indicador de construcción, ampliación o rehabilitación de nuevas sedes,  reportan un avance en 63 planteles, de 100 que se plantean edificar, con corte al segundo semestre de este año. 

También documentan progreso en el equipamiento en apenas 30 planteles y reportan un avance de 86.49% en nuevos planes y los programas de estudio elaborados para las Universidades para el Bienestar, registrados por la Secretaría de Educación Pública.

La meta para este año es concluir la primera y la segunda fases de instalación, rehabilitación y equipamiento de las 100 primeras sedes. “Está en proceso de selección de, al menos, otras 40 sedes de más de 90 propuestas,  para las cuales  se cuenta ya con el ofrecimiento de terrenos… y  que reúnen los requerimientos de localización e irradiación que plantea el programa”, se indica en los lineamientos para equipamiento publicados en el Diario Oficial de la Federación.

Condicionan donación de terrenos para las sedes

En Jalisco solamente en Ayotlán, Tecolotlán y Tomatlán ofrecen el modelo educativo de Universidades del Bienestar, aunque todavía no se cuenta con las sedes construidas, de acuerdo por información brindada por los trabajadores del organismo.

Sin embargo, esto podría deberse a que la elección está sujeta a que los municipios cuenten con terrenos para donar u ofrecer en comodato.

Los requisitos de elegibilidad indican que los interesados deben ofrecer en donación o comodato por cuando menos 30 años, predios de entre tres y siete hectáreas en lugares susceptibles para la instalación de una sede educativa, con estudios de mecánica de suelos, levantamientos topográficos con curvas de nivel y uso de suelo autorizado por las autoridades municipales para la instalación de una sede educativa de tipo superior.

Además, piden que sean comunidades y municipios que carezcan de suficientes servicios educativos de tipo superior, con una demanda probada de egresados de bachillerato que aspiran a cursar carreras profesionales. También regiones no cubiertas por el programa a cuando menos 50 kilómetros de distancia o tres horas de viaje del lugar más cercano en que se disponga de la oferta educativa de tipo superior.

Según el Coneval, no se proporcionó información respecto a cuál fue el procedimiento para la recepción, revisión y registro de dichas propuestas por parte del organismo coordinador, ni tampoco del personal para esta actividad.

Tampoco  identificaron un periodo establecido para la presentación de solicitudes, ya que solamente se menciona que el organismo coordinador tuvo 10 días para acusar de recibido la propuesta de la sede.

Por otro lado, el Coneval recomienda que además de revisar el tema de la infraestructura educativa también se documente el servicio que se brindará.

Para lograr ese objetivo  se destaca que es fundamental que el organismo coordinador avance en las gestiones para obtener el reconocimiento de la validez oficial de los estudios de toda la oferta educativa, “aspecto que permitirá la expedición del título y la cédula profesional; así como hacer del conocimiento general los mecanismos para la revalidación de los cursos  ya aprobados por  los  alumnos que actualmente se encuentran cursando los últimos ciclos escolares”.

Los Estados con más alumnos inscritos en este programa son la Ciudad de México, Veracruz y Oaxaca. ESPECIAL

AFECTAN A MAESTROS

Falta personal administrativo

El programa educativo de las Universidades para el Bienestar indica que cada plantel debe estar conformado por un coordinador o coordinadora, académicos, docentes, una comisión académica, asistentes, enlaces administrativos, responsables de biblioteca y sala de computación,  así como personal de vigilancia y mantenimiento.

El coordinador tiene a su cargo un asistente académico, quien apoya en la conducción del funcionamiento de la sede educativa. Sin embargo, el Coneval detectó que salvo en las escuelas que se encontraban en funcionamiento antes de la creación del mismo, hasta el mes de diciembre de 2019, en la mayoría de las sedes educativas no se contaba con personal administrativo, lo que significa que los docentes se hacen cargo de hacer todas las tareas en esta materia.

GUÍA

Proyectan apoyar a 90 mil estudiantes en todo el país

El Programa de Universidades para el Bienestar establece que en cada plantel acogerá como máximo a 900 estudiantes,  lo que significa que se tendría una capacidad de atención de 90 mil  en un ciclo escolar, tomando como referencia la utilización de las 100 sedes.

El proyecto inició actividades en marzo de 2019, con 100 espacios en 31 Entidades. 

Para la instalación de los planteles se dio preferencia a las zonas de alta densidad poblacional en las que había nula oferta de estudios universitarios, con alto grado de rezago social, marginación y violencia. 

De acuerdo con el Coneval,  36 de las 100 universidades se encuentran ubicadas en municipios de 45 mil habitantes o menos.  Además, 27 están en municipios catalogados como indígenas;  36 operan en municipios con alta o muy alta marginación, entre otros.

Las carreras que se ofrecen son Ingenierías Civil, Industrial, Forestal, Agroalimentaria,  Ambiental,  Agroforestal, Electromecánica,  Agronomía,  Piscícola,  Acuacultura,  Desarrollo Regional Sustentable y  Química de la Industria Petrolera. 

También Medicina Integral y Salud Comunitaria, Enfermería y Obstetricia, Medicina Veterinaria y Zootecnia, Contabilidad y Administración Pública, Derecho, Gestión Integrada del Agua, Normal de Educación Básica y Estudios Sociales.

SUBSIDIOS

Les dan beca; hay dudas sobre hospedaje

En la convocatoria del programa se menciona que los alumnos recibirán una beca de dos mil 400 pesos mensuales, que serán entregados durante 10 meses mientras duren sus estudios, siempre y cuando cumplan con las actividades académicas de manera regular y presencial.

Los apoyos provienen del Programa Jóvenes Escribiendo el Futuro, a cargo de la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar “Benito Juárez”, institución desconcentrada de la Secretaría de Educación Pública.

Por  otro lado, aunque se ofrece que los estudiantes provenientes de otros municipios podrán residir en hogares de las familias de la comunidad donde se encuentre el plantel, podrán colaborar hasta con un tercio de su beca (800 pesos) para cubrir los gastos. Sin embargo, el Coneval encontró que quedan dudas sobre este tema, debido a que se desconocen los mecanismos que utilizará el programa para identificar a las familias que quieren colaborar con el programa en el hospedaje de los jóvenes, además de que no queda claro cómo se garantizará la privacidad, los gastos y la seguridad del estudiante.

“También se indica la creación de albergues dentro de la misma escuela para abordar este tema, por lo que el diagnóstico debería abordar en qué casos existirá un albergue y cómo será su administración, entre otros temas”.

CLAVES

Educación superior

Alumnos. De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública, en el ciclo 2018-2019 se contabilizaron 3.9 millones de alumnos en educación superior en México, quienes asistieron a siete mil 369 instituciones educativas.

Desigualdad. Sin embargo, la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares del Inegi  indica  que 59.33% de los jóvenes en las edades idóneas de cursar sus estudios de educación superior no asiste a ninguna institución educativa. Ese  porcentaje se  incrementa, conforme el tamaño de la localidad se reduce,  sobre todo en la población indígena o hablante de una lengua indígena.

Rechazados. Según el “Diagnóstico del Programa U083 de las Universidades para el Bienestar”, con fecha de junio de 2019, cada año un total de 300 mil jóvenes egresados de bachillerato no pueden acceder a alguna institución de educación superior. Sin embargo, el Coneval cuestiona que no se proporcionan fuentes oficiales que sustenten la estimación.

Para la instalación de los planteles se dio preferencia a las zonas de alta densidad poblacional o marginación. ESPECIAL/FACEBOOK

Los objetivos

La  Secretaría de Hacienda  explica que el programa busca brindar un servicio gratuito a las personas con bachillerato terminado que no tienen posibilidades de ingresar a las instituciones de educación superior existentes, cuyos alumnos deben habitar  en comunidades donde más de la mitad de la población se encuentre en condiciones de alta y muy alta marginación.

El  30 de julio de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto de creación del organismo público descentralizado de la Secretaría de Educación Pública denominado Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar “Benito Juárez García”,  cuyo objetivo es prestar,  desarrollar,  coordinar  y orientar servicios de educación superior, a través de la operación de 100 sedes educativas a nivel nacional.

De acuerdo con el Coneval, se trata de una propuesta innovadora, pues toma en cuenta las desigualdades en los conocimientos adquiridos durante el bachillerato,  “por ello,  al inicio de las carreras se realiza una valoración diagnóstica y un curso de recuperación de conocimientos, con la finalidad de incluir estrategias que permitan subsanar las dificultades y carencias formativas identificadas en los estudiantes que inician su educación superior”. 

 Y  todas las modalidades de titulación promueven que los estudiantes contribuyan al desarrollo de las comunidades y lugares de origen, ya que se les pide realizar prácticas comunitarias, así como su participación en los proyectos integradores en los Estados.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina de los apoyos del Gobierno federal?

Participa en Twitter en el debate del día @informador