Martes, 28 de Junio 2022
null
Jalisco

Impulsan obras en Guadalajara con participación vecinal

Ayuntamiento y vecinos colaboran para mejorar sus entornos; desde 2016 a la fecha se han autorizado proyectos de infraestructura urbana por 475.5 millones de pesos

El Informador

Con la participación de colonos y propietarios de negocios, el Ayuntamiento tapatío y el Consejo de Colaboración Municipal impulsan obras para mejorar colonias y corredores comerciales.

De 2016 a la fecha se han autorizado proyectos de infraestructura urbana por 475.5 millones de pesos (MDP), de los cuales 231.5 MDP han sido aportados por los particulares beneficiados y el resto por el Gobierno municipal. Algunas de las intervenciones consisten en la renovación de calles (asfalto y concreto), cambios de redes de agua potable y drenaje, ocultamiento de líneas de electricidad, telecomunicaciones y alumbrado público, cruceros seguros y balizamiento.

Los ciudadanos han solicitado este tipo de obras en la Zona Industrial, en las colonias Monraz y Colinas de San Javier, así como en las calles Milo, Ángela Peralta y Parque Historiadores. En la actual administración se trabaja en Álamo Industrial y el andador Pedro Moreno.

“El Consejo siempre había trabajado en colonias más perimetrales y ahora regresó básicamente al Centro, que es muy importante, sobre todo en esta clara línea de volverlo más atractivo para el turismo y para la vivienda”, destaca René Daniel Damy Novoa, presidente del Consejo.  

Informa que en este año se trabajará en tres nuevos proyectos en la colonia Colinas de San Javier. “Los vecinos han estado buscando al Consejo para renovar las superficies de rodamiento y toda la infraestructura”.

Se analiza otro proyecto en el mercado de Abastos, para que sea un espacio más funcional y seguro. También en la calle Libertad, desde Chapultepec hasta Enrique Díaz de León, para que sea una vía más tranquila.

Damy Novoa aclara que cualquier proyecto debe socializarse. Para más información deben comunicarse a los teléfonos 333-613-6992 y 333-614-7150.

Los trabajos en el andador Pedro Moreno contribuirán a mejorar el Centro Histórico. EL INFORMADOR/G. Gallo

Avanzan obras en Pedro Moreno tras los acuerdos de colaboración

Una de las obras que se encuentran en curso y a cargo del Consejo de Colaboración Municipal de Guadalajara es la renovación del andador comercial Pedro Moreno, entre las calles Ramón Corona y Gerardo Suárez.

El presidente del organismo, René Daniel Damy Novoa, puntualiza que se realiza la renovación de las redes de drenaje pluvial y sanitario, así como de agua potable. “También se trabaja en las tomas domiciliarias de agua y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”.

Sobre esta vía, ubicada en el Centro Histórico de Guadalajara, se están retirando los cables y toda la superficie de rodamiento para colocar materiales pétreos, “en algunos casos concreto hidráulico estampado en donde tenemos área de uso vehicular, para los camiones de carga y descarga; en fin, instalación de mobiliario urbano nuevo”.

Se están invirtiendo 20.2 millones de pesos en este proyecto, de los cuales, 13.5 millones de pesos son aportados por el Ayuntamiento. Otros 6.7 millones son otorgados por los beneficiarios, incluido el Gobierno del Estado ya que sobre esta vía se encuentra Palacio de Gobierno y una de las recaudadoras estatales.

Además de estas obras, Damy Novoa comenta que colaboran también con la Superintendencia del Centro Histórico para poner en marcha un programa de renovación de las fachadas de este sector. “La idea es poder levantar nuevamente el Centro Histórico”.

Sobre este corredor comercial se tienen proyectados otros espacios como la instalación de un hotel “de muy buen nivel. Ojalá suceda porque la idea es que el Centro ofrezca más servicios y más opciones para los turistas y los que aquí vivimos”.

Informa que otra de las obras en proceso es la que se desarrolla en la Zona Industrial, en la avenida conocida como Tornillo o Acueducto, casi en la frontera con San Pedro Tlaquepaque.

Por otra parte, en la colonia Country Club se analiza la posibilidad de retirar el cableado y arreglar una vialidad.

Otro proyecto que se encuentra en etapa conceptual es la rehabilitación de la calle Libertad, desde Chapultepec hasta Enrique Díaz de León. “Es una calle muy bonita, pero la idea es poderla mejorar, hacer una calle más tranquila, mejor iluminada, más amigable para el peatón sin quitar el tema vehicular”.

Para concretarlo, se trabaja en conjunto con una escuela de arquitectos y otros interesados para definir cuáles serían los alcances y costos de la obra.

EL DATO

Creación 

En 1943 se aprobó el decreto con el que se creó la Ley del Consejo de Colaboración Municipal de Guadalajara, “que unía las voluntades de la Cámara de Comercio con el gobierno municipal”, según se destaca en la publicación “Unidos Construyendo Guadalajara”.

Se reporta que en el decreto se especificaba que el Consejo sería un organismo de representación y coordinación de la iniciativa privada con las autoridades del Ayuntamiento tapatío.

“Entre sus facultades se incluía la representación de los intereses de la ciudadanía, proponer a las autoridades la creación de nuevos servicios o mejorar los ya existentes mediante la cooperación de particulares y, sobre todo, vigilar el cumplimiento y la calidad de las obras que se hicieran a través del Consejo”.

Durante los primeros cinco años, el Consejo llevó a cabo obras de drenaje y colocación de tuberías de agua potable, que eran de los proyectos más solicitados por la ciudadanía.

En 2006, el Consejo de Colaboración entró en un periodo de recesión de actividades y en 2016 se retomaron las funciones del mismo.

PARA SABER

En lo que va de la gestión de Guadalajara que inició en octubre pasado, se han invertido 41.5 millones de pesos en las obras de Álamo Industrial y el andador Pedro Moreno (ambas en proceso). De ese total, 18 millones de pesos son de inversión privada y el resto es inversión municipal. Desde 2016, año en que se reactivó el Consejo y hasta el término de la pasada administración, el Consejo ejecutó obras por 434 millones de pesos: 213.5 millones de pesos de inversión privada y 220.5 millones de pesos de inversión municipal. Estos recursos se destinaron para obras en la Zona industrial, colonia Monraz, calle Milo, Colinas de San Javier, calle Ángela Peralta y Parque Historiadores.

El andador Pedro Moreno, en el Centro de Guadalajara, es uno de los puntos intervenidos por la actual administración tapatía y por el Consejo de Colaboración Municipal. EL INFORMADOR/G. Gallo

Requieren consensos

Lo que más tiempo toma en cualquier proyecto de infraestructura urbana en donde interviene el Consejo de Colaboración Municipal es alcanzar consensos entre los participantes. “Hay que cabildear con los colonos, hay que socializarlos, hay que platicar con la gente del municipio”, destaca René Daniel Damy Novoa.

Lo anterior, debido a que el Consejo Directivo está conformado por cúpulas de la iniciativa privada y la estructura del Gobierno municipal. “Es un legítimo interés de la ciudadanía el poder hacer una mejora para la ciudad y obviamente existe un beneficio directo para los que aportan los recursos, de otra manera, no lo harían”.

Añade que el Consejo opera con transparencia y rendición de cuentas. “El Consejo ha logrado poder presentarse ante la ciudadanía como un órgano confiable y también con el municipio”. En este tipo de proyectos se requiere de particulares y del Gobierno municipal, aunque algunas obras han sido costeadas en su totalidad por los primeros.

Recuerda que en 2019 se llevó a cabo la intervención del parque Historiadores. “En este caso, empresas particulares pagaron la totalidad de la obra, incluyendo el proyecto”.

En éste se intervinieron las áreas infantiles, se instalaron cercas perimetrales e iluminación, entre otras obras. “Ahí el municipio no participó con recursos. Sí hay la posibilidad de hacer obras en espacios públicos municipales exclusivamente con recursos privados”.

EN GUADALAJARA

Analizan intervención del mercado de Abastos

Entre los proyectos que están en análisis por parte del Consejo de Colaboración Municipal se encuentra una intervención en el mercado de Abastos de Guadalajara.

“Estamos juntando información y a los actores para poder hacer un proyecto que sea correctamente aterrizado”, aclara el presidente del organismo.

Comenta que es una situación compleja porque este centro comercial ha rebasado el diseño original, “no nada más surte a la ciudad sino a varios Estados aledaños”.

Se analiza cómo reconfigurar el mercado. “Es poder hacer una intervención para que sea un espacio más funcional y seguro. Hay lugares donde no existen banquetas, no existe el alumbrado correcto, donde las superficies de rodamiento están completamente desechas, donde es un caos en áreas de carga y descarga”.

Reconoce que difícilmente se podría concretar todo el proyecto en la actual administración, “pero sí creo que nuestro trabajo es poder aterrizar algo que sea, de alguna manera, de largo plazo y funcional”.

Se tiene planeado que al final de este año se cuente con un proyecto conceptual para la intervención del mercado.

GUÍA

¿Cómo solicitar proyectos al Consejo de Colaboración Municipal?

Para que vecinos o asociaciones de colonos puedan concretar proyectos con el Consejo de Colaboración Municipal, es necesario contactar al personal del organismo, subraya su presidente.

“Y les explican qué se está buscando, qué necesitan hacer, cualquier tema que sea una mejora urbanística que represente una mejor calidad de vida”.

La ciudadanía puede acudir a las oficinas ubicadas en Palacio Municipal (avenida Miguel Hidalgo número 400, planta baja), comunicarse a los teléfonos 333-613-6992 y 333-614-7150 o escribir al correo: consejosocial@ccmg.org.mx.

Posteriormente, el Consejo analiza la propuesta y define cómo se puede aterrizar la obra, “qué se tendría qué hacer, qué alcances se tendrían que generar, cuánto costaría. Y si todos están de acuerdo, tanto propietarios como Gobierno municipal, se genera una reunión de propietarios que es como una asamblea en donde se da fe de lo que ahí ocurra”.

En esta última se aprueban los pagos a realizar tanto por los interesados como por el Gobierno municipal. Una vez que se tiene la programación de pagos, se lanzan las licitaciones públicas para adjudicar las obras a los diferentes contratistas que están en el padrón.

El presidente recuerda que el organismo comenzó a operar hace casi 80 años. Desde entonces se estableció que los miembros del Consejo Directivo fueran honoríficos para que su intervención fuera a favor de la ciudad.

“El Consejo ha intervenido y ha hecho una gran cantidad de obras interesantes, temas de acuíferos, de muchos tipos de obra de infraestructura, es algo que básicamente ha funcionado cuando el presidente municipal en turno le da la capacidad de operar”.

Otro proyecto en construcción se realiza en el Álamo Industrial. EL INFORMADOR/G. Gallo

Monraz, colonia modelo

Desde la pasada administración, vecinos de la colonia Monraz contactaron al Consejo de Colaboración Municipal para poner en marcha un programa integral que permitiera convertir a este sector en lo que sería la ciudad ideal, destaca René Daniel Damy Novoa, presidente del organismo.  

“Y me refiero a cómo el peatón y el que habita esta ciudad lo debe de utilizar. Bajo el entendido de que es una colonia que muchos automovilistas utilizan de paso”.

Además de la intervención en calles, banquetas, cruces seguros, accesibilidad universal, y el acomodo de los sistemas de cableado, “para dejar una ciudad limpia y ordenada. Todo esto se vino haciendo en diferentes etapas”.

Aclara que la obra ya está concluida y sólo están a la espera de un procedimiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). “Y terminaríamos ya todas las etapas que tenemos hoy con Monraz”.

En esta colonia se han invertido 47.9 millones de pesos: 15.2 millones de inversión privada y 32.7 millones de inversión municipal.

Damy Novoa destaca que el objetivo es que todas las zonas de Guadalajara sean intervenidas y modernizadas como la colonia Monraz, aunque reconoce que es complejo.

“Ciertamente es complicado porque Monraz es una colonia que tiene la capacidad de organizarse, y presta ciertos servicios que permite que la asociación de colonos pueda ejercer fuerza real para el cobro de cuotas”.

La cobranza, remarca, es uno de los riesgos más importantes para el Consejo en la ejecución de las obras.

“Una vez que esté aprobada una obra a través de los procesos de reunión de propietarios y los mismos propietarios estén de acuerdo, según los reglamentos del Consejo, las cuotas que se decreten a cargo de ellos son obligatorias aún para ausentes y disidentes”.

Si no se llegaran a pagar en tiempo y forma, la Tesorería Municipal se encarga de la cobranza para recuperar los recursos.

El presidente del Consejo subraya que por ello se requiere que sea del interés de los propietarios. “No es ni debe ser una imposición”.

Comenta que se trata de una herramienta en la que los ciudadanos solicitan una obra porque tienen claridad de que tendrán una mejora en sus colonias.

“Para el municipio también es muy interesante porque valida que es una verdadera necesidad por parte de la ciudadanía y, además, simplifica el tema de las finanzas para el municipio, porque los recursos siempre son escasos y las necesidades son altísimas. Este tipo de intervenciones funcionan muy bien”.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina del funcionamiento del Consejo de Colaboración?

Participa en Twitter en el debate del día @informador